sexta-feira, 11 de agosto de 2017

EEUU erige barreras en torno a sus bases por amenazas norcoreanas


EE.UU. erige kilómetros de barreras alrededor de sus bases militares de Corea del Sur, poco después del aumento de las tensiones entre Washington y Pyongyang.

Las barreras protectoras se colocaron el miércoles, ha informado hoy viernes la agencia rusa de noticias Sputnik, por lo que parece ser la seria preocupación del Pentágono ante las amenazas formuladas por Corea del Norte respecto a un posible uso de misiles contra las bases militares estadounidenses de la isla de Guam, de acuerdo con el experto ruso Vladimir Ardayev.

Guam, un pequeño territorio del océano Pacífico que alberga varias bases militares estadounidenses, se ha convertido en el centro de las amenazas de Pyongyang. Las autoridades del país asiático presentan su política militar como una respuesta al aventurerismo de EE.UU. en Asia oriental.

Las barreras consisten en contenedores metálicos llenos de tierra, grava o arena con capacidad de proteger frente a proyectiles de artillería, incluso en el caso de impactos directos de gran potencia.

Aunque Corea del Norte posee más de 10.000 piezas de artillería y varios lanzadores de cohetes alineados a lo largo de la zona desmilitarizada que separa al país de su vecino sureño, EE.UU. tiene poco de qué preocuparse (a diferencia de Corea del Sur), sostiene Ardayev.

Situada a sólo 24 kilómetros de la frontera, la principal base militar de EE.UU. está ubicada en el corazón de Seúl (la capital de Corea del Sur), al alcance de los lanzadores de cohetes del Ejército norcoreano.

Conscientes de la amenaza, los cuarteles generales del 8º Cuerpo de Ejército de EE.UU. han sido trasladados a la base militar de Camp Humphreys, una guarnición estadounidense convertida hoy en una gigantesca base, tres veces mayor de lo que fue anteriormente.

La instalación, que se extiende por 14 kilómetros cuadrados, cuenta con helicópteros CH-47 Chinook y AH-64D Apache y dispone de una pista de aterrizaje de dos kilómetros para aviones C-130 y otros vehículos (sin incluir aviones de combate).

Estados Unidos mantiene fuerzas en Corea del Sur de manera rotativa con el pretexto de proveer de protección al país frente a la amenaza norcoreana.

Aunque la preocupación reciente por Corea del Norte se ha centrado en su capacidad balística, Pyongyang posee gran cantidad de artillería que podría infligir daños significativos tanto a Seúl como a otros aliados de Washington en la región.

alg/mla/zss/tas/HispanTv